Saltar al contenido

10 errores que debes evitar al empezar un blog

Sé de algunas personas que quieren empezar a hacer blogs y aunque estén muy entusiasmados y motivados, es posible que no les vaya a dar lo que quieren o lo que buscan con ello. Sobre todo si eres independiente. 

¿Qué cosas puedes tú evitar hacer? ¿Cómo evitar que tu blog sea un fracaso? 

Averígualo…  

1. No saber el objetivo final 

Empezar un blog sin saber para qué lo quieres, no es algo coherente. Porque si incluso lo quieres hacer por hobby, ese debería ser el objetivo. Sin embargo, de qué vale escribir y escribir si nadie lo va a ver. 

Por ello, si no tienes un motivo claro para hacer las cosas, vas a ir por el camino andando sin saber a dónde vas. Es ahí cuando sabes que ese blog no llevará a nada y no servirá para nada. 

A las pocas semanas te cansarás de escribir y no sabrás por qué. Creerás que montar un blog no da resultado, pero no es culpa del blog, es tu culpa por no iniciar por lo básico que es saber para qué creas el blog.

Y la respuesta no puede ser: “para escribir”, “para montar un blog”, debes tener una meta u objetivo detallado que te diga cómo hacerlo. Aprende a definir objetivos y verás que todo, absolutamente todo en tu vida, marchará bien. 

2. No planificar tu proyecto

Empezar un blog, es para algunas personas uno de los negocios online más fáciles de comenzar, creyendo que solo se trata de comprar un dominio, un hosting y empezar a escribir y compartir sus artículos. 

Cualquier proyecto que inicies siempre debe llevar una planificación, que contenga una ruta de acción con unos objetivos claros. 

¿Abrirías una tienda de ropa sin haber estudiado el sector, las prendas que vas a vender, cuánto vale el arriendo y cuánto necesitas producir para sostenerlo y rentabilizarlo? 

No creo que eso sea lógico, por tanto creo que mi respuesta y la tuya es un NO rotundo. Por esa misma razón no deberías empezar un blog por hacerlo y sin saber por qué y para qué lo creas. 

Planificar con anterioridad, definir los detalles del proyecto y estudiar su viabilidad, te va a ahorrar no solo el fracaso, sino muchas horas de esfuerzo, estudio y dolores de cabeza. 

Tampoco te excedas planificando, pero si es necesario que tomes el tiempo suficiente para definir metas, saber cómo alcanzarlas. 

3. Escribir por escribir, sin aportar valor

Las personas no leen algo solo porque sí, incluso el entretenimiento aporta valor. Leer sobre Harry Potter te llevará a conocer más sobre ese mundo místico. 

Cualquier cosa que escribas tiene que ser útil, tiene que servir para algo, tiene que aportar algo en la vida de los demás. Un blog que se vuelve un diario no va a tener resultados.

Claro, si eres Beyoncé o Brad Pitt, quizás si quisieras saber su día a día, pero incluso Will Smith tiene cursos y videos no para contar su vida, sino para aportar algo de valor a la vida de los demás. 

Un blog no es para desahogarse y creerte famoso contando tu vida, tus problemas, tus viajes, tus desamores… Te aseguro que a muy pocos le interesará eso. 

Si tienes conocimientos que puedan servirle a otros, o tienes la habilidad de aprender y luego escribir lo que aprendiste… sácale jugo a eso, aprovecha y no monetiza tu contenido aportando valor a otras personas. 

4. No saber quién es tu target

Ahora, de nada vale escribir de la mejor manera, si escribes una cosa y de otra, y ya no se sabe de qué trata tu blog. 

Define primero quién es el público que te va a leer, conoce a tu lector, investiga tu nicho de mercado y ahí si comienza a escribir. ¿Por qué? evitarás muchos errores…

Cuando escribimos debemos saber muy bien el lenguaje que vamos a utilizar, porque no todos entienden las cosas de la misma manera… 

Es decir, no creo que sea apropiado escribir como si estuvieras hablando de perritos a abogados que necesitan entender cosas de leyes. 

Determina primero, la edad, el sexo, el lugar en el que viven, su entorno, sus amigos, qué leen, qué les gusta, qué no les gusta, cuánto tiempo se demoran leyendo, etc. 

Si quieres aprender a hacerlo, este artículo sobre Cómo hacer un buyer persona, te puede servir. 

5. No ser lo que dices ser

Puedes decir que eres un coach con 10 años de experiencia, pero eso se ve reflejado en tus textos. Podrás decir que eres el mejor, pero si no reflejas serlo y si realmente no lo eres, tu credibilidad estará en el piso y nadie confiará en ti. 

Para que tengas un blog creíble, tienes que demostrar con hechos que realmente eres lo que eres y mereces la confianza de tus lectores. Aún más cuando este medio está lleno de falsos profetas. 

6. Tener un blog vacío

Una de las causas más frecuentes de muerte de un blog que acaba de empezar es tener un blog vacío, con poco contenido. 

Puedes empezar publicando mucho, todos los días, pero con el paso del tiempo puedes cansarte y desertar. Por ello, es necesario que planifiques los días de escritura y los días en los que vas a subir.

Encuentra un punto medio, para que ni te canses ni te desmotives, o sino vas a desertar y por tanto, tu blog morirá.  

7. Tratar de no ofender a nadie 

Ser cuidadoso con tus palabras, no quiere decir que no vayan a criticarte. Sí, debes aprender a escribir evitando malas palabras, sin embargo el estilo varía mucho dependiendo de tu nicho de mercado. 

En ocasiones puedes ser más directo y decir las cosas como son, pero puede que haya temas que sí necesites tocarlo de otra manera más.

Se trata de no caer en el extremo de no decir nada y evitar decir las cosas, para eso existe un blog para decir las cosas como son, pero se trata también de no caer en el extremo de ser grosero y petulante. 

Puede que la gente se vaya por ser tan discreto, pero se irán muchos más por la manera en que tratas a tus lectores. Por eso, encuentra un punto medio y trata de tener un poco de humor en tus textos para no sonar tajante o prepotente.  

8. No ser diferente

En cualquier negocio online u ocupación online que encuentres, todas van a necesitar de un diferenciador, de algo que los distinga de otros, porque la competencia es mucha y hay demasiadas personas ofreciendo lo mismo que tu. 

Es requisito obligatorio encontrar algo que te diferencie de tu competencia, de lo contrario pasarás de desapercibido, aburrido y nadie te leerá. Un buen diferenciador hará que te recuerden y hablen de ti. 

9. Preocuparse por cosas secundarias, olvidando lo importante

El diseño importa, los plugins importan, la letra importa, las imágenes importan, la plantilla importa, todo importa… 

Pero lo realmente importante, ¿qué es?… No te pases semanas y semanas eligiendo plantillas, logos, etc. Está bien que le dediques tiempo a ello para que tu blog sea llamativo, sin embargo, no te olvides de lo que realmente importa:

El contenido. Es el contenido la prioridad de tu blog, nadie te va a leer solo porque tu diseño es bonito, te van a leer más si escribes bien, así tengas un diseño sencillo.

Dedícate a escribir buenos artículos, hacer crecer tu lista de correo para tener más lectores y establecer buenas relaciones con ellos. Lo demás son añadiduras y detalles que no vale la pena dedicar tanto tiempo. 

10. Creer que un blog es solo un hobby

Tener un blog es como tener un negocio online. Lo es. Por ello, debes entender que si creas un blog para ganar dinero, publicar artículos gratis y vivir de eso, no te va a dar para nada… 

Debes crear un modelo de negocio alrededor de, puedes escribir artículos para empresas, tener blogs y venderlos a empresas, o la más común, dar espacios publicitarios dentro de tu blog.

Esas son una de las opciones más reales que hay, sin embargo el mejor negocio de un blog es acogerlo como una herramienta de marketing, en la que atraes a clientes para ganar dinero con tu propio negocio online. 

¿Cuál es el negocio con los blogs? venderle cosas a los lectores por medio de los textos que escribes. Pero para establecer todo eso, debes tener idea de cómo vas a conseguirlo y cómo vas a ejecutarlo. 

Si tu blog es un medio o herramienta de marketing para vender, debes crear una estrategia de marketing que te ayude a tener un norte. 

¿Sabes otro error que debamos evitar al empezar a crear un blog? nuestra comunidad online siempre estará agradecida con tu opinión y tus aportes.

Gracias siempre por tu tiempo, recompensa estos minutos que tomaste para leer para compartir el artículo con esos amigos que apenas están empezando para que no la vayan a embarrar. 

Redes sociales