Saltar al contenido

¿Cómo crear una buena estrategia de SEO para sorprender a Google?

En este artículo te contaré lo que debes tener en cuenta al momento de crea una buena estrategia SEO.  En otro post te diré varias prácticas que usamos en SEO, pero por ahora quiero que te enfoques en realizar estos pasos previos.

1. Crea una buyer persona

El primer paso es definir a quién quieres alcanzar con tus contenidos, es decir, delimitar quién sería tu cliente ideal.

Para ello, el concepto de buyer persona te será de completa utilidad. En síntesis, una buyer persona es una representación semificticia de tu cliente ideal construida a partir de datos.

A diferencia del público objetivo, una buyer persona es un personaje con una descripción específica y detallada, creada para comprender mejor a tus clientes, sus intereses y sus problemas o necesidades.

La creación de una buyer persona es el primer paso para implementar una estrategia de SEO porque te permite definir el lenguaje de comunicación, los contenidos que espera y los mejores canales de distribución de contenidos.

Es decir, le dará un norte a tu estrategia digital y te permitirá escribir para personas reales y buscadores al mismo tiempo.

Recuerda esto: todo lo que tu marca produzca debe dirigirse a tu buyer persona para tener sentido y llevarla a transitar naturalmente por las etapas de la jornada del cliente hasta concluir en la compra.

2. Haz una investigación de palabras clave

Ya que sabes a quién le vas a hablar y cuáles son los temas que podrían interesarle, es momento de aterrizar esas ideas para crear contenidos relevantes para tus buyer persona.

Lo que separa tus contenidos de tus usuarios se llama palabras clave. Una palabra clave es el término que digitan los usuarios en los buscadores para encontrar contenidos que solucionen sus inquietudes.

Por ejemplo, si una persona está planeando un viaje a Japón seguramente digitará “mejores destinos en Japón” o “los destinos más económicos de Japón” en la barra de búsqueda.

Eso que puse entre comillas son las palabras clave, que tienen diferentes tipos aquellos términos que abarcan temas interesantes para tu buyer persona.

Hacer una investigación de palabras clave es un proceso completo:

  • comienzas con una idea sobre un tema
  • usas herramientas como KWFinder o el Planificador de Palabras Clave de Google para identificar las palabras clave que puedas usar en tus artículos,
  • determinas si su volumen de búsqueda es relevante o qué tan difícil es posicionar un contenido por esa palabra,
  • creas una lista con las mejores palabras clave.

En esta búsqueda de palabras clave también es muy importante conocer la ubicación de tu público, ya que esta información va a orientar toda la producción de contenidos de tu sitio web.

Si tienes una empresa en Colombia, pero quieres expandir tus operaciones a México, tendrás que hacer una investigación específica para descubrir qué términos son los más comunes en este país.

Para lograr este dominio territorial en Google para diferentes regiones del mundo, están las técnicas del SEO internacional, que puedes conocer más a detalle en el último enlace. Entre ellas, están el uso de etiquetas y la producción de contenidos adaptados a cada mercado nacional.

3. Analiza la competencia para identificar oportunidades

Otro paso fundamental antes de comenzar la creación de contenidos es revisar qué está haciendo tu competencia.

Con herramientas como SEMRush puedes identificar cuáles son sus palabras clave más exitosas, cuáles de sus artículos son los que están mejor posicionados y cómo están siendo encontrados por los usuarios.

Con esta información puedes hacer ajustes a tu estrategia, adoptar sus mejores prácticas o intentar posicionar con sus palabras clave creando contenidos más completos.

4. Organiza los contenidos con la metodología

Luego de identificar tus mejores palabras clave con sus diferentes tipos, es momento de redactar tus artículos.

Es necesario que explores los principales temas de tu mercado con contenidos completos, que deben ser conciliados con artículos menores y más específicos sobre temas relacionados a los asuntos más destacados.

Es necesario que explores los principales temas de tu mercado con contenidos completos, que deben ser conciliados con artículos menores y más específicos sobre temas relacionados a los asuntos más destacados.

5. Optimiza y publica tus materiales

Una vez que has creado tus materiales tras la búsqueda de palabras clave y los has organizado, es hora de optimizarlos bajo la lupa del SEO.

Para ello debes prestar atención a los distintos factores del SEO On Page y el SEO Off Page.

El SEO On Page: reúne todas las variables que puedes controlar directamente dentro de tu página web como:

  • Longitud del título
  • Longitud de la meta descripción
  • URL amigable y fácil de comprender
  • Densidad de palabras clave
  • Velocidad de carga
  • Formatación (intertítulos H1 hasta H6)
  • Enlaces salientes -que estén relacionados al tema del artículo
  • Atributos alt de las imágenes, que les permitirán posicionar en Google
  • Usabilidad en distintos dispositivos
  • Existencia de un Sitemap y un archivo robots.txt

Ahora, hablando del SEO Off Page: el asunto se complica un poco, pues hablamos de aspectos que no puedes controlar directamente. Algunos de estos son:

  • La autoridad de dominio
  • El origen de los enlaces que apuntan a tu web
  • El linkbuilding

6. Invierte en acciones de Linkbuilding

Por hablar de factores importantes que tiene en cuenta Google para clasificar los resultados entre sus páginas, los enlaces externos o backlinks no pueden ser olvidados.

Al final si un sitio web le envía un enlace a una de tus páginas, significa que le está transmitiendo autoridad y confirmando que en aquella URL el usuario encontrará una respuesta relevante para determinado tema.

Eso hace que sea necesario conseguir backlinks para las páginas de tu blog, ya que el algoritmo sigue el camino de esos enlaces y termina encontrando tus páginas web, indexándolas a sus listas de resultados.

Pero ojo, no todos los backlinks son ventajosos para tu sitio web. Al final si recibes un enlace externo de un dominio con baja relevancia y que hace spam, tus páginas pueden ser vistas con malos ojos por el algoritmo del buscador.

Para conseguir backlinks de alta autoridad y que sean valiosos para tu blog o sitio web, las mejores prácticas son:

  • Producir contenidos originales y únicos, que merezcan ser compartidos de manera natural en Internet, pudiendo ser basados en datos y encuestas
  • Enviar contenidos a blogs y sitios web de tu mercado, para que mencionen tu marca
  • Mapear enlaces rotos que los sitios web envían a otros y proponer que los reemplacen por páginas de tu dominio

7. Monitorea y analiza los resultados para orientar las acciones

Finalmente, luego de haber creado y puesto en marcha tu estrategia de SEO, es momento de dar una pausa y analizar los resultados para ver si estás cumpliendo con tus objetivos o es necesario hacer ajustes en la estrategia.

En esta etapa debes definir cuáles son los KPIs relevantes para tu negocio según tus objetivos.

Ahora, haciendo uso de herramientas de medición como Google Analytics o SEMRush deberás hacer un seguimiento a los KPIs y crear reportes semanales, mensuales, trimestrales, semestrales y anuales registrando su evolución.

En estos reportes tendrás que dejar evidencia de todas tus acciones, los cambios que implementaste y sus resultados.

De esta manera sabrás si una acción fue efectiva o, en caso contrario, saber cómo corregirla.

¿Te gustaría conocer algunas técnicas de SEO? Realizamos otro artículo para ampliarte más la información y que, claramente, aprendas a hacerlo con pasos sencillos y fáciles de aplicar.

Gracias por querer seguir aprendiendo más y más. Por ello no te vayas sin compartir este artículo con personas que necesiten saber algo más de SEO, siempre habrá alguien que necesite aquello que acabas de encontrar.

Redes sociales